lunes, 22 de abril de 2013

Encuentro cercano con Don Elias


Este tema es el tan afamado encuentro cercano con Don Elias.....
Fue por esas fechas de aventuras sin par, de vagar sin rumbo y vivir donde se podia, cuando nuestro chico timido regresaba de la Universidad donde estudiaba, era ya tarde, cerca de las 10 de la noche. Por motivos que no vienen al caso, nuestro afamado heroe habiase peleado con su Dulcinea del Toboso, que en este caso era la sin par Irene, por lo que ella fue a sentarse al asiento trasero del autobus y nuestro heroe quedo en la parte media del mismo.
 LLegaban a un paraje denominado BUenavista cuando el autobus paro para recoger a una persona, el autobus hiba con poquisimos pasajeros (digamos 5, por lo tarde que era). Subiose un viejecito singular, vestia una especia de bata blanca, con una medalla con un crucifijo grande, vestia sandalias y todo el era una viva version de practicante de alguna secta, pensaria el chico timido que era de la secta de los Hare Krishna
, como la vestimenta de la chica, pero en blanco, ojos profundos que adormecian de lo negro que estaban, boca y nariz prominente y poco pelo.
Quizo la casualidad ( o seria el destino?) que fuese a sentarse precisamente donde nuestro heroe lo hacia, junto a el, pidiendole permiso para hacerlo. De mala gana nuestro heroe se hizo a un lado para darle oportunidad de que se sentara, refunfuñando que "habia tantos lugares y este viejito le gusto este asiento para sentarse". Despues de una disimulada observacion a la persona de edad que se sento junto a el, nuestro heroe se sintio invadido por una sensacion de paz cuando el viejo le pregunto...
-Como has estado, Javier?
-Me conoce?, pregunto nuestro heroe
-Claro que te conozco y tu tambien me conoces, respondio el señor
-Francamente no recuerdo conocerlo
-Lo menos importante es si me conoces o no, lo verdaderamente importante es que estas haciendo sufrir a tu familia por tu ausencia?
-Y como sabe eso?...usted que sabe de mis cosas.
-Se mas de lo que imaginas, y no sabes lo que estas haciendo sufrir a tu madre y tus tias....deberias considerar el regresar a casa y dejar de vivir esta vida que llevas que a nada bueno conduce...
La charla exacta se pierde en los olvidos del tiempo, la parte central de la charla, el estar haciendo sufrir a la familia, el no ser culpable del problema que hubo y el regresar a casa, fue lo unico que recuerda nuestro heroe....
-Recuerda lo que te he dicho, Pablito
Dicho lo anterior levantose del asiento y paso a la pàrte trasera del autobus para bajar. Nuestro heroe, aun desconcertado de las palabras del viejo, solo atino a tocar el timbre para avisar al conductor que alguien habia de bajar del autobus. Al momento nuestro heroe entendio la ultima frase y volteando a buscar al viejo, con la pregunta
-Y usted como sabe que mis tias me dicen Pablito? (por un juego de trabalenguas a los que era muy afecto y lo decia muy rapido y sin equivocarse...Pablito clavo un clavito en la calva de un calvito........etc,etc), asi que las tias solo le decian...Pablito y nuestro chico se soltaba diciendo el trabalenguas
Al voltear a la parte trasera y ver que el autobus no se detenia, nuestro chico, con una sonrisa socarrona em los labios, se levanto para intentar decir al viejo que se habia pasado de su lugar de bajada, pues el autobus no se habia detenido....
El autobus estaba a oscuras, y al no ver al viejo en la puerta, pregunto a su amada Irene...
-Oye y el viejito que pidio bajarse?
-Cual viejito?, nadie pidio parada, pues no sono el timbre.
-Como de que no, estaba sentado conmigo platicando
-Tu estas loco? contigo no habia nadie
Nuestro heroe no recuerda mas, lo unico que recuerda es estar en la calle sentado en una banca, con Irene a su lado, sudando a chorros con un sudor frio y mareado totalmente.
Despues de esto, nuestro heroe se ve ante su madre y sus tias, temblando aun de la emocion y el siguiente recuerdo es de estar en el hospital al lado de enfermeras y un medico.
Afortunadamente esta experiencia paso, despues de una estancia olvidada en el hospital.
Cuando las aguas del rio regresaron a su cauce normal, nuestro chico timido conto a su madre la experiencia que habia tenido.
Su madre interesada, le pregunto detalles del suceso, despues de saberlo todo, extrañamente su madre se levanto diciendole
-Sabes a quien viste? Al Padrecito Elias
Cuando le mostraron esa foto, nuestro heroe estuvo seguro de que ese personaje de la foto fue con el que habia hablado.
Resta comentar que la familia del chico timido, especialmente parte de sus tias, eran practicantes de una secta o religion llamada espiritualista y el señor de la foto era alguien llamado "Padrecito Elias" aunque no se porque tambien le llaman Roque Rojas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Subir Bajar