lunes, 22 de abril de 2013

Historias de un chico timido


Esta serie de post's son relatos de un chico timido, guapo, formal y bien parecido que los tuvo hace ya varios ayeres.
Es menester recalcar y denostar que lo que aqui se cuenta, relata u ocurre no es mas que la realidad aderezada con uno que otro comentario jocoso, pero la esencia del relato esta incomule. Dicho lo anterior iniciemos con estas historias...

Corria el año de Nomeacuerdolafecha, nuestro chico timido estudia la preparatoria, el vive con sus tias y abuela y relativamente el colegio esta cercano a su domicilio En esas fechas nuestro chico timido ya cuenta con imperiosos deseos amorosos, por lo que tiene una noviecita santa en la misma prepa, ella se llama Veronica y al salir del colegio (21:20 Hrs), él la lleva a su casa, que esta a no mas de 7 minutos caminando. Como a esta edad los pubertos son aun precoces, se detienen durante un tiempo considerable en una estacionamiento cercano, solo se escuchan quejiditos y palabras tales como..
"pon tus manitas por aqui"
"no, mejor pon tus patitas por acuya"
"que no, mejor pon tu...........hey,hey, hey, que estos son relatos esotericos, no subliminales.
Pues bien, un dia comun y corriente, mas corriente que comun, nuestro afamado chico timido dejo a su noviecita santa y se encamino a casa de su abuela. En el camino era menester pasar por el panteon del pueblo. Claro, nuestro chico timido era valiente entre los valientes, pero para no correr riesgos, paso a la acera de enfrente y con paso raudo y velos paso frente al panteon, poniendo su mano izquierda de forma que no viera la negra entrada del panteon, pasando frente a la puerta....
Piiiimmmmmmm Poooooooooommmmm Paaaaaaaaaaaaammmmmm CCuuuuuaaaaaaaaazzzzzzzz
que la puerta que se cierra levantando una polvareda tremebunda. Inmediatamente nuestro chico timido que pega tremenda carrera (Habiamos mencionado que era valiente entre los valientes, pero no tarugo). No se habia visto en los anales de los juegos olimpicos que competidor alguno hubiese alcanzado jamas la velocidad que tomo nuestro chico timido hasta llegar a su casa
Al dia siguiente, siguiendo la rutina de siempre, nuestro chico timido llevo el lunch a su padre, que trabajaba en un fabrica frente a la escuela preparatoria donde estudiaba, que estaba cercana al panteon. Habia forma de evitar pasar por el frente, pero la curiosidad pudo mas que el miedo y alla vemos al chico timido encaminarse a la entrada del panteon. Al llegar lo primero que noto fue que las puertas estaban abiertas y delante de ellas habia montones de arena que impedian se cerraran las puertas. Es mas, por mayor o menor intento que hizo, no logro moverlas un apice..
Que habra pasado?
Alucino de tanto beso que traia encima?
De verdad se cerraron las puertas?
OOOhhhh y ahora quien podra salvarlo?
Proximo relato "Dime quien eres y te dire donde estas"
To be continued

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Subir Bajar